Cómo ser un líder

Cómo ser un líder.

Hablar de inteligencia emocional (IE) es hablar del psicólogo Daniel Goleman, y este libro, Cómo ser un líder, enuncia conceptos muy interesantes en esta materia.

INFOGRAFÍA CÓMO SER UN LÍDER.

¿Cómo llegó a mi este libro?

Este libro llego a mis manos gracias a que fue un regalo que nuestro padrino de bodas, Luis, le hizo a mi esposo y lo bueno de los libros es que son regalos que puedes compartir con los demás sin que se desgasten, así que yo me he apropiado del mensaje de este obsequio ajeno y ahora quiero compartirlo contigo.

Enfoque en resultados.

¿Qué tipo de líder eres?

El autorizado, el coercitivo, el asociativo, el que marca la pauta, el democrático o el entrenador.

Debo decir que en la práctica he llegado a la misma conclusión del libro:

El líder requiere emplear un repertorio amplio de estilos de liderazgo y hacerlo en el mejor momento posible para lograr resultados inesperados.

El líder debe estar bien internamente para transmitir eso a su equipo.

Ahora comprendo la instrucción en los aviones, “póngase primero la máscara de oxígeno y luego ayude a colocar la de sus niños”.

Una persona será incapaz de ayudar si pierde el conocimiento por falta de oxígeno, así como un líder no podrá llevar a su equipo a buen puerto sino cuida su propia salud emocional primero.

Instructivo máscara de oxígeno en avión.

Coeficiente intelectual vs Inteligencia Emocional.

El libro inicia con la paradoja de qué es más importante para conseguir un liderazgo que proporcione resultados, si el coeficiente intelectual o la inteligencia emocional.

Mi respuesta intuitiva sería un poco de las dos y la explicación que Goleman da es que con cierto coeficiente, (aproximadamente de 115) puedes acceder a la complejidad cognitiva de ciertas profesiones, pero la inteligencia emocional hace líderes efectivos dentro de esos equipos de trabajo.

¿Cómo fue construido este libro?

Para crear este libro Goleman partió de varios artículos que escribió para la Harvard Business Review, así como de sus publicaciones en Linkedin y blogs, esperando que sus consejos ayuden en el viaje de liderazgo que cada uno emprenda.

Componentes de la Inteligencia Emocional.

Conócete a ti mismo.

El primer componente de la inteligencia emocional es el conocimiento de uno mismo, ese aforismo que estaba incluso inscrito en el templo de Apolo en Delfos, Grecia, y que el filosofo Platón refirió en sus diálogos, es un pilar en el ejercicio del liderazgo.

Conocerte significa tener curiosidad por tus emociones y entenderlas como mensajeros que te revelan tus puntos fuertes, tus debilidades, necesidades o impulsos y te invitan a actuar en consecuencia por un bien mayor.

Conocerte es comprender cuáles son tus valores y objetivos, quién eres, de dónde vienes, a dónde vas, por qué y para qué haces lo que haces, etc. Y si alguna vez te equivocaste en algo Goleman nos dice que:

“uno de los sellos característicos del autoconocimiento es reprobarse con sentido del humor“.

Autogestión.

Otro componente de la IE es la autogestión, que no es otra cosa que la “insistente conversación que tienes contigo mismo y que nos libera de ser prisioneros de nuestros sentimientos”. No es malo estar de mal humor a veces, o no tener el mejor estado de ánimo, sino no encauzar esas emociones de forma útil.

Encauza tus emociones.

Empatía.

Todo líder debe tener empatía y esto significa “tener una profunda consideración tanto de los sentimientos de los empleados a tu cargo como otros factores durante el proceso de tomar decisiones inteligentes“.

Habilidad social.

Un componente especial de la inteligencia emocional también es la habilidad social, que no es otra cosa que la simpatía con un propósito: movilizar a la gente en la dirección que se desea y que generará valor. En resumen es la habilidad de crear relaciones.

Movilizar a las personas.

Habilidades sensibles.

Goleman hace referencia a las habilidades sensibles que Paul Wiseman detecta que las empresas buscan en la actualidad:

  1. Trabajar bien en equipo
  2. Comunicación clara y efectiva.
  3. Saber adaptarse a los cambios.
  4. Saber interactuar con una amplia variedad de personas.
  5. Capacidad de pensar con claridad y de resolver problemas bajo presión.

La buena noticia es que no debes nacer con eso, ¡puedes aprenderlo!

Hacía donde vamos.

Los principales 4 estilos de liderazgo.

Los ejecutivos utilizan principalmente seis estilos de liderazgo, pero según Daniel Goleman usando cuatro de esos seis se produce de forma regular un efecto positivo en el ambiente de trabajo y en los resultados, estos son:

  • el autorizado,
  • el democrático,
  • el asociativo y
  • el entrenador.

El lado oscuro de la inteligencia emocional y su antídoto.

Pero la inteligencia emocional también tiene un lado oscuro, este se presenta cuando la empleamos para manipular a otros y no para la mejora de una empresa.

El antídoto es la preocupación empática que significa interesarnos por el bienestar de la gente que nos rodea. Es lo que debemos buscar al contratar a alguien, al ascender a un empleado y al formar nuevos líderes.

Mis conclusiones sobre ¿Cómo ser un líder?

Lo que me encanta del libro es que no sólo te enseña lo teórico de la inteligencia emocional sino que te provee de ejemplos de organizaciones exitosas donde sus líderes aplicaron cada uno de los componentes y los tipos de liderazgo y nos muestran tanto los resultados como los aprendizajes que obtuvieron.

Si estás pensando en adquirir este libro y poner en práctica sus enseñanzas, puedes hacerlo desde mi link personalizado aquí: Cómo ser un líder.

Si quieres saber más de liderazgo también puedes leer mi reseña: Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *