abril 23, 2019

Viajes

El mundo, una cámara, algo de recursos y una prioridad.

El instinto nómada sigue alojado en nuestro ADN, nunca ha desaparecido. Han pasado siglos desde que nos hicimos sedentarios, pero siempre existen esas ganas de salir, de ver algo diferente a lo que hemos conocido, de asombrarnos con otras realidades, de compartir con otros lo que han observado nuestros ojos en aquellos viajes y lo que hemos sentido al estar en otras tierras.


Viajar es una forma de tomar distancia, para luego regresar y redescubrir el lugar de donde has salido.